La voluntad de los hombres ...

Siempre ha sido la voluntad de la humanidad crear su propio destino y cuando se trata de perlas no somos diferentes. Desde la antigüedad se han ideado varios métodos diferentes para obtener perlas a voluntad.

Los chinos pensaron colocar figuras de plomo de Buda dentro de las conchas, algunos pensaron en insertar artificialmente un grano de arena en el molusco y otros en perforar un agujero en la concha para inyectar resina en el interior y provocar la creación de una perla. .

Algunos de estos experimentos tuvieron éxito y otros no tanto, pero fue solo al comienzo del siglo XNXX cuando los japoneses pudieron crear con éxito las primeras perlas cultivadas utilizando la investigación realizada por Linne.

Las primeras perlas cultivadas fueron creadas en Japón a principios del siglo XX, su aparición en el mercado permitió que las perlas se volvieran mucho más accesibles.