Archipiélago Tuamotu y las islas Gambier

El archipiélago de Tuamotu está compuesto en su totalidad de atolones distribuidos en más de 1000 km de norte a sur, entre los que podemos nombrar muchos sitios excepcionales para el cultivo de perlas como Ahe, Fakarava, Aratika, Takaroa ...
Las islas Gambier, situadas más al sur, en las aguas más frías, producen perlas que tienen cualidades muy específicas.
En el corazón de estos dos grupos de islas se ha desarrollado la industria de las perlas en la Polinesia Francesa.
Beneficiándose de condiciones particularmente buenas desde un punto de vista climático y ecológico, el cultivo de perlas pudo desarrollarse en estas lagunas, ya que están protegidos de las fuertes olas que atraviesan el Pacífico Sur y, por supuesto, de la proliferación de una especie de ostra llamada Pinctada Magaritifera que se puede encontrar en todas las islas del archipiélago.
Sin embargo, ciertas islas tienen una reputación particular para el cultivo de perlas, por ejemplo, las islas de Rikitea en Gambier y Ahe, Takaroa y Fakarava en el archipiélago de Tuamotu.

Estas islas ahora cuentan con instalaciones ultramodernas que permiten una vida mucho más fácil, conexiones aéreas regulares, teléfonos celulares, TV satelital, energía solar, telecomunicaciones internacionales, internet, etc.


«Pinctada margaritifera»

La cultura de las perlas ha ido creciendo en los archipiélagos de Tuamotu y Gambier gracias a sus condiciones de lagunas particularmente favorables.